Cuna de colecho

6 beneficios del colecho

Compartir
Colecho es el acto de compartir la cama o usar una cuna de colecho para dormir con los hijos. Es una opción con muchos seguidores debido a sus múltiples ventajas y beneficios, y que ha existido desde siempre.
1.- Facilita la lactancia
Es más sencillo alimentar al bebé durante la noche. La mamá apenas tiene que despertarse para amamantar y puede recuperar de inmediato. Solo tienen que acercarlo al pecho si es pequeño y, más adelante, él mismo se aproximará y mamará lo que necesite. También se facilita el trabajo si el recién nacido no toma leche materna y se alimenta con mamadera.La lactancia es un proceso natural, que es óptimo cuando se produce a libre demanda. La succión regula la producción de leche y favorece el mantenimiento de una relación adecuada de la oferta disponible. Si no hay inconvenientes, a más succión habrá más leche.
Los recién nacidos necesitan mamar de noche para mantener el aporte apropiado de nutrientes, cantidad de leche ingerida y hábitos de lactancia no interferidos. Durante los primeros meses, no atender su necesidad de alimento puede producirles hipoglucemia nocturna.
2.- Descanso de los padres
Dormir con el recién nacido también favorece el descanso de la mamá. Ella ya no tiene que levantarse de la cama en las noches para atender a su bebé cuando se despierte para comer, cuando llora, se destapa o está enfermo. Sencillamente, acercándolo a su cuerpo, lo reconforta. En este proceso el papá descansa e incluso se puede hacer cargo también, hablándole, acariciándolo, cambiándolo o abrazándolo sin salir de la cama. 

3.- Más tiempo juntos
La vida moderna y los hábitos de trabajo hacen que muchas familias disfruten de pocas horas al día juntos. El colecho ofrece una oportunidad de recuperar ese tiempo perdido y compartir más contacto físico y emocional.

Así como las parejas disfrutan dormir juntos para hablar, abrazarse, hacerse mimos y despertar juntos. Con los niños esto sucede igual. Dormir con ellos hace que la familia pueda compartir el sueño y también todos esos momentos de intimidad y cariño que ofrece el tiempo nocturno.
4.- Fomenta buenos hábitos de sueño
El llanto de un bebé a veces responde a razones físicas. Pero en otras es necesidad de contacto. Cuanto antes lo atendamos, sufrirá menos tiempo y llorará menos. Saber que los padres están cerca, hace que la guagua se sienta más segura cuando va a dormir y durante su ciclo de sueño. 

5.- Cuanto mejor durmamos, mejor estaremos por la mañana
Atender un bebé es muy cansador. Enfrentar un día sin haber dormido la noche anterior lo complica aún más. Dormir con un hijo no elimina sus despertares, pero los reduce y hace mucho más sencillo recuperar el sueño antes. Cuanto mejor durmamos, más descansados, más animosos y más sanos nos sentiremos la mañana siguiente.

6.- Sensación de seguridad y cercanía
El colecho brinda a los niños cercanía con sus padres, intimidad y una sensación de seguridad que favorece el descanso y la lactancia.

http://www.bebesit.cl/productos_detalle.php?idmarca=&idcategoria=17&idsubcategoria=12&idproducto=228


Etiquetas

Noticias Recientes