hipo

Los misterios del hipo en el recién nacido

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Un recién nacido con hipo puede ser divertido para algunos. Muchos padres se asustan por la frecuencia de aparición, pero el hipo es muy común en los bebés menores de un año. Incluso el hipo aparece antes del nacimiento, es por eso que las futuras mamás pueden sentirlo desde que el feto tiene dos meses.

  • ¿Cómo pueden tener hipo dentro del útero, si todavía no respiran? Sencillo: el hipo no tiene nada que ver con la respiración, sino que son contracciones repentinas, repetitivas, involuntarias y bruscas del diafragma. Este músculo separa los pulmones del abdomen, y gracias a él podemos respirar. Su movimiento permite vaciar y llenar los pulmones. El hipo se produce porque en lugar de inhalar aire, lo exhalamos. Al mismo tiempo también se cierren las cuerdas vocales (la glotis), favoreciendo el “hip”, sonido característico del hipo.
  • ¿Por qué les da hipo? Aunque no se sabe con certeza, la teoría más aceptada se refiere a la inmadurez del sistema nervioso y digestivo. El hipo no causa ningún daño, ni dolor al recién nacido; aunque suele molestar a los padres, es probable que al bebé no le incomode tanto. Es por eso que es frecuente ver guaguas que -a pesar de hipar con movimientos bastante bruscos- pueden quedarse dormidos antes de que se les pase y rara vez lloran por el hipo.
  • ¿Cuándo hay que preocuparse? Solo si el hipo es tan fuerte que interfiere con las actividades diarias del niño, como dormir o comer. Es el caso de los niños con reflujo gastroesofágico, podrían tener más hipo. Si tu hijo también regurgita o tose mucho, se ve muy molesto, o si el hipo es frecuente o dura más de 48 horas, incluso después del año, debes mencionarlo al pediatra. De todas hipo es un fenómeno natural y sin riesgos.
  • ¿Cómo espantar el hipo? Habrás escuchado muchos consejos para aliviar el hipo, sin embargo no existe una manera de curar el hipo. La buena noticia es que este visitante suele desaparecer por sí solo. Consejos como darle más leche o que chupe su chupete, no le harán mal y pueden resultar, aunque es probable que sea pura casualidad.

NUNCA LO HAGAS: Lo que NO debes hacer jamás es tratar de quitarle el hipo a tu bebé asustándolo, presionándole los ojos, presionando la mollera, o tirándole de la lengua… por favor! Aunque estos métodos están arraigados en algunas culturas, lo más probable es que termines haciéndole algún daño.

 

  • ¿Cuánto debe durar? Por lo general en bebés dura más que en adultos y suele desaparecer tras 10-15 minutos.
  • ¿Qué les produce hipo? Ya sea por inmadurez del sistema digestivo o del sistema nervioso, en la práctica se produce hipo por:

Distensión del estómago. El hipo es natural, pues la ingestión de alimentos por succión propicia la entrada de aire en el estómago. Cuando los bebés están muy hambrientos tienden a comer con ansia, tragando en ocasiones más aire que leche.

– Problemas para agarrar el pezón. Los bebés lactantes pueden engancharse mal al pezón de la madre mientras maman, favoreciendo la entrada de aire.

– Mamaderas inadecuadas. También los chupetes de las mamaderas pueden tener agujeros muy grandes o muy pequeños, dificultando la lactancia.

– Algunos chupetes. Un chupete con una forma fisiológica inadecuada puede favorecer la aparición de hipo.

– Reflujo gastroesofágico. El reflujo gastroesofágico, muy frecuente en bebés, puede irritar el diafragma.

– Cambios en la temperatura gástrica y corporal.

– Ansiedad o estrés emocional.

 

BUENAS PRÁCTICAS:

*Aunque no se puede quitar, sí se puede prevenir. Los especialistas recomiendan alimentar al bebé cuando esté tranquilo y antes de que tenga demasiada hambre. Así comerá más despacio y sin tragar tanto aire.

*Si el hipo aparece cuando el bebé está aún comiendo, deberemos cambiarle de posición e intentar que eructe o que se relaje. La postura ideal es en posición vertical. Conviene esperar hasta que el hipo se pase para volver a darle de comer.


Etiquetas

Noticias Recientes